Lo que sucede por no tomar el sol: Efectos de Cuarentena

Tomar el sol es una costumbre muy frecuente en muchos países y familias; aunque muchos no lo crean, es necesario para el cuerpo humano y para mantenernos sanos, aunque no en exceso, ya que como dice el dicho: ¡Nada en exceso es bueno!

¡Por medio del sol, nuestro organismo puede sintetizar vitamina D! ¿No lo sabías? Si te acabas de enterar o ya lo sabias, debes tenerlo siempre en cuenta, ya que nuestro cuerpo requiere vitamina D diaria, un micronutriente que posee múltiples funciones, entre ellas:

  • Salud ósea, desde hace tiempo se conoce que favorece la absorción de calcio a nivel intestinal y se utiliza para muchos procesos biológicos
  • Necesario para el crecimiento y desarrollo del sistema óseo en los niños, así como también ayuda junto al calcio a minimizar la pérdida de mineralización ósea en mujeres posmenopáusicas.
  • Participa también en funciones biológicas, los músculos, el sistema inmunitario, el metabolismo del fósforo (un mineral) y los dientes.

¿CÓMO EL SOL PUEDE GENERAR VITAMINA D EN NUESTRO CUERPO?

Esto se realiza mediante los rayos ultravioletas (UVB), estos rayos inciden sobre la piel permitiendo que una molécula que se encuentra en la epidermis se trasforme en el precursor de la vitamina D; posteriormente pasa a la dermis que es la segunda capa de la piel y una vez allí pasa a los vasos capilares los cuales la transportan por el torrente sanguíneo hasta el hígado para ser metabolizada.

CONSECUENCIAS DE LA HIPOVITAMINOSIS D (DÉFICIT DE VITAMINA D):

  • Los principales afectados son los huesos, como se indicó anteriormente es indispensable para el desarrollo de estos. Se puede manifestar en forma de raquitismo en niños, que conllevan a elevadas probabilidades de fracturas o fisuras óseas y déficit en el desarrollo de la dentadura.
  • Menos frecuente pero más grave se encuentra la osteomalacia cuando los huesos son muy débiles y causan debilidad muscular y, la osteoporosis común en adultos mayores.
  • También el déficit se ha asociado a enfermedades del aparato respiratorio superior, enfermedades autoinmunes o alergias, alteraciones cardiovasculares e incluso mayor mortalidad.

Por todo lo anterior, es necesario exponerse al sol para la producción de la vitamina D, generalmente en verano y primavera es más fácil, debido al clima propio de la estación, podemos tomar el sol en las piernas, brazos, y cara durante unos 15 minutos tres veces a la semana; siempre teniendo en cuenta que se debe utilizar protector solar para evitar cáncer en la piel. Una alternativa durante invierno y otoño es consumir alimentos ricos en vitamina D.

¡ASOLEATE, PERO CUIDATE!

Comparte

Lesther Mairena

I'm Digital Marketer Expert. I'm a detail oriented individual with a passion for digital marketing and I have expertise in different areas like Email Marketing, SEO, SEM, SMM, web analytics, CMS, e-commerce development and management etc. Working in a virtual and multicultural environment is a normal daily routine for me. If you need to know more about me  read my blog  lesthermairena.ccom

Leave comment